Revisión de las acciones

En la sesión que tuvimos el pasado martes probamos la acción relacionada con comer libros. En esta acción 3 personas se sentaban en pupitres con libros (revistas en la prueba), iban arrancando hojas y las masticaban hasta que ya no podían más y las escupían. Al mismo tiempo, de fondo había una proyección con imágenes de manifestaciones estudiantiles sin sonido. Mientras sucedía todo esto, una voz narraba un texto sobre educación extraído del libro “Aviso a escolares y estudiantes” de Raoul Vaniegem.

Martina hizo una serie de observaciones interesantes sobre la acción que seguramente pondremos en marcha. La primera, sobre la acción de comer libros, preguntó sobre la necesidad de que hubieran tres personas, si aportaba algo nuevo sobre la idea de que fuera sólo una persona haciendo la acción. También comentó que para acentuar la idea de estudio podríamos incorporar el subrayado del libro en la acción. Sobre el video, lo único que se dijo es que quizá la acción de los libro ya tenía la suficiente fuerza y sería sobrecargar mucho la escena. En cuanto al texto, se decidió dejar para el final de la acción, cuando esta ya hubiera sucedido, sobre los restos de las páginas escupidas. Se hicieron unos cambios en el texto para tratar de adaptarlo lo mejor posible a los intereses de la escena.

Nosotros que nos quejamos de la cantidad de burócratas que usurpan el nombre de enseñantes, y que arrojan sobre el planeta la fría mirada de las cifras a fuerza de limitar su interés a la nómina, ¿cuándo hemos opuesto a los destiladores de aburrimiento que nos gobiernan, proyectos de educación lúdica y viva? ¿Hemos intentado alguna vez sustituir la relación jerárquica entre maestros y alumnos por una relación ya no fundada en la obediencia sino en el ejercicio de la creatividad individual y colectiva?

La peor resignación es la que se da a sí misma la coartada de la revuelta. ¿Tan poca estima tenemos en nosotros mismos que no nos tomamos tiempo para identificar nuestros deseos de vida, que no sabemos qué existencia deseamos llevar? ¿No sospechamos más elección que la que oficialmente se nos ofrece entre la alternativa entre la pobreza del rico y la miseria del pobre?

Nada mata con mayor seguridad que contentarse con sobrevivir.

Nos corresponde a nosotros – y a la nueva escuela que inventemos – impedir que la creatividad, objetivamente estimulada por la promesa de empleos de utilidad pública, pique el anzuelo de la alienación económica apartándose de la creación de sí.

El dinero del servicio público no debe estar ya al servicio del dinero.

La educación incumbe a la creación de las personas, no a la producción de mercancías.

A las colectividades de alumnos y profesores nos corresponderá la tarea de arrancar la escuela de la glaciación del beneficio y devolverla a la simple generosidad de lo humano. Porque más pronto o más tarde será preciso que la calidad de la vida acceda a la soberanía que le deniega una economía reducida a vender y a valorizar su debacle.

Desde el momento en que concibamos el proyecto de una enseñanza fundada en un pacto natural con la vida, no tendremos ya que mendigar el dinero de los que nos explotan y nos desprecian rentabilizándonos. Lo exigiremos, porque sabremos por qué y cómo adueñarnos de él.

Anuncios

Una respuesta a “Revisión de las acciones

  1. Las tres acciones son afines a los tres distintos planos o enfoques; resignación, crítica y voluntad en la educación.
    1ª un estudiante sentado en un pupitre de escuela estudiará de libros de texto, subrayando, memorizando, comiendo y engullendo las páginas de texto hasta llegar al límite de tener que ‘vomitarlos’.
    2ª un estudiante delimita un cuadrado (o superficie) fuera de los límites del tamaño convencional de una pizarra del aula, demandando y mostrándonos lo que refiere a la educación expandida, mas allá de lo académico. A continuación, uno o varios estudiantes colocan en esta superficie, de modo expandido, numerosas pancartas reproducidas a partir de las habidas recientemente en manifestaciones y concentraciones, lo que refleja una situación de oposición y preocupación por la concienciación del peligro que corre la eduación.
    3º lectura de texto adaptado (puede conseguir adaptarse como manifiesto?)

    ________________________________________________________
    Materiales:
    X cartón caja (pancartas)
    X cinta carrocero
    permanentes, rotuladores, acrílicos…
    libros de texto
    subrayadores
    X post-its
    X silla-pupitre
    X pizarra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s